martes, 8 de mayo de 2012

El capricho tiene un precio

Chanel acaba de anunciar el precio de un nuevo y sofisticado bolso, que forma parte de la colección primavera-verano 2012 de esta firma. Se trata de un caprichoso clutch con forma de caracola, perfecto para una lujosa boda en la playa o una fiesta de noche en las mejores discotecas del mundo. Y es que no es un complemento para todos los bolsillos. Según 'Huffington Post', la versión normal cuesta 33.000 dólares (algo más de 25.000 euros), y la edición con perlas naturales engarzadas, 48.000 dólares (casi 37.000 euros).

Un caro capricho para esas damas que gustan (y tienen ese poder adquisitivo) vestir los complementos más avanzados y exclusivos del momento. Des de luego no es recomendable para los momentos de crisis en los que vive la economía de los países de Europa, pero ahí lo tienen. Un desafio para cualquier crisis.

No hay comentarios: