domingo, 27 de agosto de 2017

Una industria de calzados de calidad cierra sus puertas en Inca (Mallorca).

                          (Foto tomada con parte de la plantilla de la empresa. Autor: Pere Bota)
Es una mala noticia para el sector zapatero que se anota una nueva decepción ante el empuje del mercado y la falta de respuesta de los usuarios que quizás no han valorado adecuadamente los esfuertzos por la calidad y la artesanía.
George’s fue fundada, en 1967, por el catalán Jordi Coll, hijo de un zapatero de Inca, ciudad que es considerada como uno de los centros neurálgicos de los zapatos de nuestro país: marcas como Carmina y Camper son también originarias de la isla. George’s realizaba sus zapatos de manera artesanal. La marca George’s creaba diseños originales incorporando materiales nuevos y gozando de un gran avance tecnológico. George’s no era solo una marca, era algo más: una fábrica artesanal que producía solamente 250 pares al día. 
La firma deja casi 50 trabajadores en paro. 
La industria artesana del calzado y la calidad del calzado español, sufre un nuevo revés, no tanto por la pérdida de producción sino más bien por la pérdida de una industria que basaba su fabricación en el prestigio del zapato bien hecho. #zapatoespañol #calidaddelcalzado #Inca

No hay comentarios: