viernes, 8 de octubre de 2010

El Bolso Kelly creado por Hermés

Thierry Hermès, inició su espectacular carrera con un almacén dedicado a hacer arneses y sillas de montar a principios del siglo XIX.

Fue Grace Kelly quien inmortalizó este bolso aparecía en la portada de la revista Life en 1950, estaba embarazada y con el bolso disimulaba su embarazo. La casa lo bautizó con su apellido en homenaje a la publicidad que le había hecho, pero nunca se diseñó para ella, el bolso correspondía a una versión más grande, que se diseñó hacia 1930 y que su finalidad era la de portar las botas y las sillas de montar de los jinetes, se bautizó con el nombre de “Aut à Courroies”, inmediatamente después se lanzó al mercado una serie más pequeña para que lo llevasen las mujeres como bolso de paseo y ese fue el bolso Kelly de 1950.

El llamado Kelly está confeccionado por un solo artesano, desde el principio hasta el final, con 18 horas de trabajo artesano, que es el tiempo estimado para acabarlo.

Las pieles, se seleccionan por encargo y se cortan a mano.

El forro de piel de cabra, es la primera parte que se cose. A continuación, se cose a mano la base del bolso por delante y por detrás con hilo de lino encerado. Los artesanos de Hermès utilizan una doble costura que atraviesa el cuero de parte a parte. Cada puntada se ajusta cuidadosamente al grano y densidad particular del cuero.

Cada paso en la creación de un Kelly es el resultado de una labor de precisión artesanal que hace de este bolso una verdadera joya. Quitar las arrugas a una piel de becerro es el penúltimo paso hacia la perfección.

El último bolso se bautizó con el nombre de Hermès París y está estampado sobre cada modelo original y único..

No hay comentarios: