miércoles, 18 de agosto de 2010

Historia del Bolso y algunas curiosidades.

Segun una encuesta llevada a cabo en el Reino Unido, la media de mujeres en la treintena posee unos 21 bolsos y compra uno nuevo cada tres meses, calculándose que en toda su vida tendrá un total de 111 bolsos. Esto no quiere decir que hayan muchas excepciones, ya que siendo el bolso una prenda indispensable para la mujer y entrando a formar parte de la indumentaria que varía con la moda, se nos antoja que estas cifras pueden quedar muy cortas, aunque referidas a la media quizás puedan coincidir con la realidad.

La utilidad de bolso viene desde tiempos muy remotos pero quizás hoy el concepto de bolso es muy diferente al de generaciones anteriores. Hoy más que nunca existen indicios de la existencia del bolso hace miles de años,  algunos jeroglificos egipcios muestran una especie de bolsitas que se llevaban alrededor de la cintura. Los bolsos, en determinadas épocas eran símbolo de la posición social según los adornos que llevaba y la pedrería que incrustaba. Cuanto más elaborado fuese el bolso, más riqueza tenía la persona.

En el S. XVI los bolsos tomaron un papel más práctico con el uso de materiales más comunes como el cuero, y los bolsos se hacian con un cordoncillo que se ataba en la parte superior, formando lo que se denominaba limosnera. También se comenzaron a hacer bolsas más grandes de tela para los viajeros, que se llevaban colgados con una grandes asas cruzadas sobre el hombro. En el s. XVII comenzó a ser un articulo variado y utilizado por mujeres y hombres, que llevaban pequeños bolsitos con formas más complejas.

Con la llegada del S. XVIII y el estilo neoclásico, desaparece la cantidad de enaguas bajo las faldas de las mujeres. El uso del bolso arruinaria el efecto de la vestimenta, por lo que se empezaron a utilizar pequeños bolsos de mano llamados "reticulas". Las damas tenian un bolso para cada ocasión y cada revista de moda escribia debates sobre cómo llevar el bolso de manera adecuada. Normalmente en las reticulas se llevaba colorete, polvos faciales, un abanico, perfume, tarjetas de visita, una cajita para las tarjetas y sales.
El término "bolso" comenzó a utilizarse a principios de 1900 y se referia a los bolsos de mano utilizados por los hombres, tipo maletin. Estos se convirtieron en una inspiracion para nuevos bolsos que popularizó el género femenino, incluyendo bolsos con complicados mecanismos de cierre, compartimentos interiores y asas. Asi, los joyeros tambien aportaron nuevos diseños, añadiéndose compartimentos para las gafas de ópera, cosméticos y abanicos.
Los años veinte trajeron una revolución en cuanto a la vestimenta en general, con las formas de los escotes y el largo de las faldas, y los bolsos no necesariamente tenian que conjuntar con lo puesto. Curiosamente, las señoras de buena posición económica, tenian muñecas con vestidos exactamente iguales a los suyos y réplicas de cada complemento, incluyendo bolsos, sombreros y zapatos.

En los años cuarenta llegó una nueva austeridad en el vestir con la llegada de la guerra y las diferentes crisis. La llegada del pástico simplificó el diseño del bolso y bajó sensiblemente la calidad.

En los años cincuenta comienzan a surgir los grandes diseñadores como Channel, Vuitton y Hermes y ya en los sesenta se deja atrés el estilo clásico para dar al bolso una imágen más juvenil y desenfadada.

No hay comentarios: